jueves, 10 de marzo de 2011

COMO DETENER LA PRESBICIA Y RECUPERAR LA VISIÓN

TRATAMIENTO PARA LA PRESBICIA CON GOTAS


 El tratamiento con gotas para la presbicia, método creado hace 30 años por el Dr. González Santos, se utiliza para leer sin lentes imitando a la naturaleza.
Este tratamiento no invasivo y sencillo consiste en aplicar un medicamento que puede devolver al ojo la capacidad fisiológica de enfocar sin necesidad de anteojos, del mismo modo que lo hacíamos cuando éramos jóvenes.
Utilizado correctamente, el tratamiento con gotas para la presbicia y la hipermetropía es útil para mejorar la agudeza visual de lejos y de cerca, puede prevenir y detener la presbicia. Su tolerancia es muy buena, no provoca enfermedades al ojo y los efectos colaterales son mínimos.
El efecto deseado se logra instilando las gotas de dos a cuatro veces por día, con un día de descanso por semana.
Además es un tratamiento para prevenir la recidiva a personas operadas de hipermetropía con excímer láser y evitar las reoperaciones.
¿CÓMO ACTÚA? Este efectivo tratamiento de la presbicia contiene una asociación de principios activos, colinérgico y adrenérgico, que restablecen y mantienen el tono de acomodación por décadas, siempre que se utilice en forma regular. Mantiene la agudeza visual y calidad de visión de cerca sin necesidad de volver a utilizar anteojos.
¿CUÁNDO ESTA INDICADO? Cuando comienza la presbicia y durante toda su evolución. En personas jóvenes para evitar la necesidad de usar anteojos o de realizar tratamientos de mono-visión no fisiológicos para mirar con un ojo de lejos y otro de cerca y otros métodos más invasivos. Este tratamiento combinado está indicado en la gran mayoría de las personas que se sometieron a cirugía láser por hipermetropía severa o presbicia y en los présbitas con astigmatismo, cuya agudeza visual no se pudo mejorar suficientemente con otros tratamientos.
Es necesario realizar un examen oftalmológico especializado completo antes de iniciar el tratamiento y repetirlo una vez al año para determinar la aptitud de cada persona. Para optimizar la calidad y accesibilidad del medicamento prescribimos sólo los preparados comerciales de primera marca.



Lectura recomendada:

COMO LEER SIN ANTEOJOS Y CONSERVAR LA VISIÓN
(sin cirugía)

Este libro está dirigido a las personas que sufren presbicia, hipermetropía, miopía y astigmatismo para ayudarlas a lograr una mejor calidad de vida, enseñándoles con este nuevo método a contrarrestar las limitaciones que provocan estos problemas. 

Nuevo E-Book:
Para adquirir la versión digital interactiva apta para PC, notebook o tablet ingrese en:
http://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-534336553-e-book-como-leer-sin-anteojos-y-recuperar-la-vision-_JM

Promoción de gotas para la presbicia

De este modo ofrecemos la posibilidad de comprobar la calidad de este tratamiento.
1)     PRUEBA DE LAS GOTAS PARA PRESBICIA E HIPERMETROPIA en su domicilio:
A las personas que deseen hacer una prueba del tratamiento les entregaremos un frasco de las gotas en la dosis que necesiten.
Para hacer la prueba en su domicilio debe solicitar instrucciones a argonzalezsantos@gmail.com
Por 
Telediscado internacional 549 11 60 23 64 07 o por discado nacional 011 15 60 23 64 07

2) PRUEBA DE GOTAS PARA LA PRESBICIA en consultorio:
Compruebe que es posible volver a leer sin anteojos, en nuestros consultorios médicos en Buenos Aires.
Les entregaremos un frasco de las gotas en la dosis que necesiten sin costo.
Av. Santa Fé 900 Piso 3 CABA
Tel. (011) 15 60 23 64 07
argonzalezsantos@gmail.com
BUENOS AIRES
REPÚBLICA ARGENTINA



ORIGEN DEL TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO CON GOTAS PARA LA HIPERMETROPÍA Y LA PRESBICIA. DESDE SU USO PRIMITIVO A LA ACTUALIDAD. 
El tratamiento farmacológico con gotas para la hipermetropía y la presbicia se basa en la estimulación del sistema nervioso autónomo simpático y parasimpático a nivel de los receptores del músculo ciliar del ojo permitiéndole recuperar su capacidad fisiológica de enfocar el ojo para la mirada de cerca y de lejos.
 El principio activo mas utilizado hasta el momento se obtiene de una planta natural conocida como JABORANDI, cuyo descubrimiento se remonta a los primeros años de la conquista en Centro y Sudamérica desde donde se extendió hasta la India.
Esta planta, tiene la forma de arbusto leñoso de una altura entre los 2-4 metros, se encuentra en riesgo de extinción. La droga que de ella se extrae es una de las más preciadas de entre las que proporciona la naturaleza.
Primitivamente, los nativos sudamericanos masticaban las hojas del jaborandí para aumentar la salivación y tratar úlceras bucales. De allí que los tupí-guaraníes bautizaran esta planta con el nombre de yabora-di, que significa planta que hace salivar. Ya en 1570, un observador europeo, de nombre Gabriel Soares de Souza, detuvo su atención sobre esta práctica y, en 1630 dos investigadores de la Dutch West Indian Company documentaron el empleo que le daban al jaborandí otras tribus, en especial su uso para tratar cuadros respiratorios, gonorrea y eliminar cálculos urinarios.
Así, sabemos que el jaborandi también fue empleado por los indígenas sudamericanos como antídoto de venenos y picaduras de serpientes y alimañas por su capacidad de promover sudoración, salivación y diuresis y sus raíces fueron utilizadas para combatir una amplia variedad de enfermedades e infecciones.
ORIGENES DE SU INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA EN EUROPA;
En 1874 el médico brasileño de Bahía, Sinfronio Coutinho, se traslada a París con muestras de hojas de jaborandí e inicia las investigaciones junto a un equipo de científicos franceses, publicando los trabajos en The Lancet.
En 1875 logran aislar su principal alcaloide. Poco tiempo después, las acciones sobre la pupila y las glándulas sudoríparas y salivales fueron descriptas por J. Weber.
Poco a poco se fueron descubriendo nuevas propiedades y desechando otras que se le habían atribuido, hasta llegar a la era actual, en la que su propiedad más valorada es aquélla como agente colinérgico.
ESTUDIOS EN EL CAMPO OFTLAMOLÓGICO
Prácticamente todos los estudios realizados con jaborandí corresponden al campo oftalmológico.
Antiguamente se usaban las raíces, las hojas, los pedúnculos, etc., pero en la actualidad se emplean los principios activos en estado puro, aplicados en distintas formas farmacéuticas como colirios, geles, pomadas y otras muchas formas, siempre bajo estricto control médico. Desde el punto de vista farmacológico, el efecto es bien conocido, ya que ejerce una reconocida actividad parasimpaticomimética y a partir de su administración local, difunde rápidamente desde la córnea hasta el humor acuoso, ejerciendo una contracción del músculo ciliar.  A mediados del siglo pasado, expertos europeos (1957 Alberto Bencini TRATAMIENTO MÉDICO DE LOS VICIOS DE REFRACCIÓN ) preconizaban la terapéutica médica ocular para la astenopia (cansancio visual) y la presbicia con suplementos alimentarios como el glicerofosfato y vitamina B y fármacos neurotransmisores estimulantes de la contracción muscular como la estricnina y la pilocarpina. (Traitement médical des vices de réfraction, in J. Sédan e altri, Thérapeutique médicale oculaire, Paris 1957, pp. 1228-1237). http://www.treccani.it/enciclopedia/alberto-bencini_(Dizionario-Biografico)/.
ORÍGENES DEL TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO Y PREVENCIÓN DE LA PRESBICIA. 
El tratamiento farmacológico actual de la presbicia se basa en el resultado y combinación de algunas experiencias de larga data y de observaciones recientes.
Fue comercializada desde comienzos del siglo pasado por varios laboratorios medicinales internacionales en forma de colirio. Su uso en oftalmología era muy frecuente y estaba generalizado para el tratamiento del glaucoma en los adultos. Además se la utilizó para el tratamiento de los problemas de acomodación (astenopía) desde la década del 60 con el nombre de ASTENOPOL.
En los niños mayores de dos años se la utiliza con mucha frecuencia desde esa época para el tratamiento de estrabismos acomodativos, que suelen agravarse a los cuatro años de edad, como complemento o alternativa del tratamiento óptico.
Desde mediados a fines del siglo pasado, varios grupos de investigadores de diferentes países hemos determinado los efectos sobre la acomodación de diversos estimuladores del sistema simpático y parasimpático. Luego de años de observación de los cambios producidos en la refracción de pacientes tratados con estos medicamentos por diversas patologías durante décadas, hemos podido determinar la fórmula ideal y la dosis adecuada para recuperar la acomodación. ...
Comencé investigando en el Hospital Nacional de Oftalmología, trabajando en el servicio de glaucoma.
En esa época era el medicamento mas utilizado.
Aprendí de los pacientes ancianos que en medio de sus padecimientos tenían una felicidad de la que me agradecían. QUE YA NO TENIAN PRESBICIA.
Yo les creí a ellos y al Dr. Carlos Bencini (http://www.treccani.it/enciclopedia/alberto-bencini_(Dizionario-Biografico)/).........
(Traitement médical des vices de réfraction, in J. Sédan e altri, Thérapeutique médicale oculaire, Paris 1957, pp. 1228-1237).
y continué trabajando en este descubrimiento con los pacientes mas sanos y jóvenes, durante la década de 1980. Después de muchos años de seguimiento comprobé que no desarrollaban la hipermetropía ni la presbicia ni se presentaban complicaciones.
Fue muy sencillo descubrirlo pero fueron necesarios muchos años de constancia y observación para desarrollarlo.

El tratamiento médico de la presbicia actual combina en una sola fórmula estos principios activos, logrando mejorar el resultado y disminuir los efectos indeseables.


INFORMACION, CONTACTOS Y CONSULTAS

-AV. LINCOLN 3512 PISO 1 A CABA
Tel. (5491160236407) Local  011 45021333 / 011 1560236407
BUENOS AIRES


Av. Santa Fé 900 Piso 3 CABA
 Tel.54 9 11 60236407      Local(011)1560236407
BUENOS AIRES.


Av. Libeertador 1927 
SAN FERNANDO

BUENOS AIRES
REPÚBLICA ARGENTINA

Dr. Alejandro González Santos. Médico especialista en oftalmología.
Titular del CENTRO PARA LA VISION. Ex-jefe de sección del HOSPITAL OFTALMOLOGICO Dr. P. LAGLEYZE
Matrícula Nacional 47737 argonzalezsantos@gmail.com
Tel 1560236407